18 alimentos espectaculares que puedes (y no puedes) congelar

Obtener al por mayor y abastecer el congelador puede ser una increíble forma de ahorrar dinero en alimentos. Pero, ¿qué alimentos puede congelar y qué no poder te congelas?

Hay una razón por la que en general debes batallar por el espacio en el congelador en todos y cada casa de alumnos: no solamente los alimentos congelados tienden a ser mucho más económicos que los modelos frescos, sino congelar las sobras puede lograr que una comida dure mucho más y asistir de enorme manera con tu preparación de comida semanal.

Evidentemente, no son solo las sobras y los guisantes los que tienen la posibilidad de ir al congelador. Puede congelar un sinnúmero de alimentos, y no afectará su gusto (mientras que los almacene apropiadamente).

Y del mismo modo, existen algunos alimentos que van a morir de una muerte horrible si los pones en el congelador. Por ende, le hemos ahorrado la molestia (y la viable pérdida de dinero) de evaluar qué marcha y qué no al incluirlos en esta práctica guía para usted.

Aquí existen algunos alimentos recurrentes que puede congelar y ciertos que no debe poner en el congelador:

  • ¿Se tienen la posibilidad de congelar galletas y otros modelos horneados?

    puede congelar galletas, pasteles, tortitas y otros artículos horneados.

    Si en algún momento te hallas en la extraña situación de tener restos de pastel, tortitas, muffins o galletas, deja de preocuparte, ¡puedes congelar el pastel y otros modelos horneados!

    Sencillamente envuelva sus sabrosos dulces en una película adhesiva y tírelos al congelador, y después, en el momento en que tenga apetito, puede descongelarlos. en el microondas.

    Increíblemente, asimismo puedes congelar bollos sin hornear. Sencillamente realice su masa, sepárela en porciones con apariencia de bollo y (de nuevo) congélelas en una película adhesiva.

    Toda vez que te apetezca un bollo, saca la masa del congelador y métela en el horno; proseguirá subiendo tal y como si hubieses hecho la masa fría esa mañana.

  • ¿Se puede congelar la leche?

    puedes congelar la leche.

    La leche se puede congelar y guardado a lo largo de mesesque es útil si en algún momento quiere obtener al por mayor ciertos litros de leche y no va a poder consumirla toda en unos pocos días.

    Todo cuanto debe realizar es cerciorarse de que la botella tenga un unos cuantos pulgadas de espacio a fin de que la leche se expanda, en caso contrario acabará reventando mediante la tapa o realizando que el envase se agriete.

    Y la buena nueva es que esto es exactamente lo mismo para la leche vegetal. Asimismo puedes congelar leche de coco, almendras, soja, avena y otros géneros de leche.

    Puedes guardar tu leche en el congelador hasta por tres meses, y tienes que ofrecerle un día a fin de que se descongele poco a poco en el refrigerador antes de consumirla.

  • ¿Se puede congelar el queso?

    queso rallado

    Crédito: Angelina Babii – Shutterstock

    puedes congelar queso.

    Teóricamente, puede congelar cualquier clase de queso, pero le aconsejamos rallarlo primero para conseguir los más destacados desenlaces.

    Siempre y cuando sostenga el queso rallado en una bolsa o envase hermético, no se aglomerará, puesto que va a haber una cantidad limitada de humedad para congelarlo.

    Ponga algo de su queso en un sándwich casero por la mañana y se descongelará en el momento del almuerzo, o espolvoree un tanto en una plato de pasta ardiente a fin de que se funda por toda la cena.

    No obstante, no congele un bloque entero de queso puesto que todos y cada uno de los emulsionantes se separarán y te va a quedar un queso maloliente y desmenuzable.

  • ¿Puedes congelar gelatina?

    Noes imposible congelar gelatina.

    Más allá de que posiblemente no haya comido gelatina sola desde el momento en que era niño, varios de los mejores postres poseen gelatina, con lo que finalmente merece la pena mencionarlos aquí.

    Tristemente, no obstante, no puedes congelar la gelatina. No vamos a entrar en los datos científicos de todo lo mencionado, pero fundamentalmente los links químicos que hacen que la gelatina se rompan en el momento en que la congelas, lo que quiere decir que se transforma en un desastre liquido en el momento en que lo descongelas.

    Peor aún, esto quiere decir que los postres que poseen gelatina, como nimiedadtampoco tienen que congelarse, puesto que probablemente se echen a perder en el congelador.

    En el lado positivo, si tiene planeado comer gelatina sola, en la mayoría de los casos viene envasada en múltiples cubos de gelatina mucho más pequeños que duran siglos. Esto quiere decir que toda vez que te apetezca un pequeño obsequio nostálgico, únicamente debes emplear tanta gelatina como precises.

  • ¿Puedes congelar plátanos?

    puedes congelar plátanos.

    Puede congelar plátanos en prácticamente cualquier estado y para prácticamente cualquier propósito.

    Si empiezan a dorarse, colóquelos en el congelador enteros con la piel puesta. Entonces puede descongelar sus plátanos después para utilizarlos en revueltos o pan de plátano, o sencillamente puede triturarlos y colocarlos en gachas.

    Asimismo puede utilizar plátanos congelados como una opción alternativa saludable al helado. cúbralos en chocolate amargo fundido antes de congelar para un refrigerio dulce que de todos modos va a ser enorme alimento para el cerebro para en el momento en que estés repasando.

  • ¿Puedes congelar bayas?

    puedes congelar bayas.

    Fresas, frambuesas, moras: cualquier persona que sea su preferido, el hecho es que puede congelar las bayas y no existe ninguna razón real para no llevarlo a cabo. adquirirlos congelados primeramente!

    Además del hecho de que es completamente seguro congelar y comer bayas, asimismo es considerablemente más económico. Por servirnos de un ejemplo, una bolsa de 500 g de fresas y arándanos congelados te va a costar £2,20* al Tesco (£ 4,40 por kg). Los arándanos frescos, no obstante, cuestan 3 £ por 250 g (¡12 £ por kg!).

    Y sabiendo que las bayas congeladas van a durar considerablemente más que las frescasindudablemente se va a preguntar por qué razón no estuvo comprando el semejante helado a lo largo de años.

    Las bayas congeladas tienen un gusto especialmente increíble en revueltos y jugos frescos, y entremezclarlas congeladas en gachas siempre y en todo momento es un éxito. No se preocupe si piensa que van a ser bastante bien difíciles de combinar: el agua agregada en una baya congelada quiere decir que se descomponen de manera fácil en la papilla para conseguir un gusto y una textura geniales.

    * Costos adecuados en el instante de la escritura.

  • ¿Se tienen la posibilidad de congelar los huevos?

    huevos congelados en hielo

    Crédito: TON XAYYASONE – Shutterstock

    puedes congelar huevos.

    Los huevos no tienen una vida útil increíblemente extendida, con lo que bastante gente evitan adquirirlos al peso. Pero más allá de que no se tienen la posibilidad de guardar por bastante tiempo en sus caparazones (aun si los hierve, solo duran unas escasas horas), puede congelar los huevos si lo quiere. descifrarlos y almacenarlos apropiadamente (o sea, no como en la imagen de arriba!).

    La mejor forma de guardar huevos en su congelador es romper cada uno de ellos individualmente en un envase de plástico para huevos o en un molde para muffins. En el momento en que estén congelados, puede sacarlos del envase y colocarlos en el congelador como pequeños bloques en una bolsa, donde se tienen la posibilidad de guardar hasta por un año.

    Puede emplear huevos congelados para hornear, tortillas, huevos revueltos, torradas francesas; en verdad, lo único que está fuera de rincón sería separándolos una vez que se descongelen. Eso es prácticamente irrealizable.

    Asimismo puede poner la mayor parte de los artículos de huevo cocidos en el congelador, lo que quiere decir que puede congelar cosas como tortillas y huevos revueltos, especial si tiene prisa por la mañana.

    Ah, y antes de pasar de los huevos... ¿sabías que de todos modos son mejor guardado en la heladera?

  • ¿Se puede congelar el ajo?

    puedes congelar el ajo.

    Siempre y en todo momento es molesto en el momento en que las tiendas solo venden ajo en packs de tres bulbos, lo que provoca que sea prácticamente irrealizable atravesar los dientes antes que empiecen a brotar verdes a la izquierda, a la derecha y al centro.

    Por fortuna, no obstante, puedes congelar el ajo. Solo coloca tus lámparas en un bolsa hermética o tina para eludir la entrada de humedad, entonces rompa muchos dientes como quiera en el momento en que los necesite.

    Si ahora ha rebanado el ajo, no se preocupe, se sostendrá en el congelador con algo de aceite de oliva (el aceite de oliva no se congela completamente, con lo que puede sacar los trozos en el momento en que los necesite).

  • ¿Se puede congelar el pan?

    puedes congelar el pan.

    Dado que logre congelar el pan puede no ser una sorpresa para bastantes alumnos, pero sentimos que debía incluirse, en tanto que cualquier persona que se pierda esta información podría ser desaprovechando bastante dinero.

    Todo cuanto precisa llevar a cabo es poner su barra de pan en el congelador antes que empieze a enmohecerse, y después va a poder sacarla rodaja por rodaja, en el momento en que lo necesite.

    El pan solo debe demorar en torno a una hora en descongelarse, o si eso es bastante para ti, abre la rodaja. directo a la tostadora para una tostada crocante especial.

  • ¿Se tienen la posibilidad de congelar las uvas?

    Puedes congelar uvas.

    Está completamente bien poner uvas en el congelador, e inclusive iríamos tan lejos para argumentar que las uvas congeladas de todos modos son mucho más agradables para comer.

    Primeramente, puede emplear uvas congeladas como opción alternativa a los cubitos de hielo. Agregarán gusto a su bebida y van a funcionar espectacular si trata de enfriar el vino blanco en tanto que, en contraste a los cubitos de hielo normales, no van a hacer que la bebida se vuelva aguada.

    Pero nuestro empleo preferido para las uvas congeladas es comerlas enteras. Su gusto y textura son precisamente como comer polos de hielo con gusto a uvacon la única diferencia de que son considerablemente más saludables.

  • ¿Se puede congelar iogur?

    pote de yogur con cuchara

    Crédito: Madele – Shutterstock

    Nono puedes congelar iogur.

    Pese al nombre de un dulce popular, es imposible congelar el youghourt, por lo menos no todo el youghourt, de todas formas.

    Youghourts mucho más finos es mucho más posible que se destrocen si los pone en el congelador, puesto que aparte de separarse y volverse aguados, asimismo tienen la posibilidad de desarrollar un gusto ácido.

    Si verdaderamente quiere congelar iogur, merece la pena decantarse por uno que sea mucho más cremoso y con toda la grasa (como el youghourt heleno); solo tenga presente que perderá su textura despacio si procura descongelarlo para gozarlo como youghourt habitual. nuevamente.

    Y si lees todo lo mencionado para conocer de qué forma llevar a cabo tu youghourt helado, poseemos malas novedades para usted: aun poner iogur con toda la grasa en el congelador no recreará la opción alternativa rápida muy querida al helado.

    El iogur helado está hecho de una forma particular que afirma que el agua no se cristalice, con lo que te va a costar bastante llevarlo a cabo en el hogar.

  • ¿Se tienen la posibilidad de congelar patatas?

    puede congelar papas, pero solo en el momento en que estén (medianamente) cocidas.

    Uy, la patata. Entre los alimentos mucho más polivalentes que hay y, afortunadamente, asimismo es viable congelarlos. Solo recuerde que tienen que cocinarse parcial o totalmente antes de meterlas en el congelador: las papas crudas poseen mucha agua y, en el momento en que esa agua se congela, la papa se regresa blanda.

    Las papas hervidas o asadas tienen que enfriarse antes de congelarse, pero tras eso, sencillamente puede ponerlas en una bolsa y después en el congelador. Al congelar el puré de papas, es preferible alargarlo lo mucho más chato viable en una bolsa hermética. Una vez congeladas, puede guardar sus papas en el congelador por hasta tres meses.

    Tenga presente que más allá de que congelar papas hervidas, en puré o asadas está completamente bien, usted no hay que congelar la ensalada de papa si tiene dentro mahonesa. La mahonesa es un ingrediente bastante sensible a la temperatura y congelarla alterará la textura y el gusto. No obstante, puede almacenar la ensalada de papa en el refrigerador a lo largo de unos días, con lo que puede ser una opción mejor si tiene sobras.

  • ¿Se tienen la posibilidad de congelar yerbas y chiles?

    puede congelar yerbas y chiles picados.

    Visto que logres poner chile y yerbas en el congelador es interminablemente útil, puesto que es realmente difícil localizar pequeñas proporciones en el autoservicio.

    Nuestro mejor consejo para congelar chiles y yerbas es picar las sobras frescas y verterlas en una botella de agua vacía. Siempre y cuando vuelva a enroscar la tapa, no debería haber humedad allí, lo que quiere decir que el contenido no se quemará en el congelador y va a poder agregarlo a las comidas para conseguir el toque plus de gusto que busca.

    ¡Ah, y asimismo puedes emplear exactamente la misma técnica para congelar cebolletas (cebollas para ensalada) y jengibre!

  • ¿Se puede congelar la pasta?

    puedes congelar la pasta.

    De la misma con el pan, no va a ser una enorme sorpresa para bastantes de ustedes que logren congelar la pasta, pero merece la pena mentarlo caso de que no conozcan este viejo truco de la vida académico.

    En este momento, naturalmente, hablamos de pasta cocida congelada aquí: la pasta seca dura para toda la vida y no requiere preocuparse por tener que ponerla en el congelador. Y sí, puedes congelar la pasta cocida en su salsa y todo.

    Así sea que esté cocinando espagueti, penne, lasaña o algún otro género de pasta, lo destacado es cerciorarse de que esté cocido Al dente (todavía levemente masticable), en tanto que la pasta blanda tiene menos opciones de subsistir al desarrollo de recalentamiento.

    Entonces, la próxima vez que cocines una lasaña o uno de nuestros platos de pasta súper sencillos (pero exquisitos)no tenga temor de realizar un lote grande: no solo es mucho más económico cocinar al peso, sino, como hemos descubierto, es totalmente seguro para congelar la pasta asimismo.

  • ¿Se puede congelar el alcohol?

    botella de vodka congelada

    Crédito (primer chato): Michael Stein 121272 – Shutterstock

    puede congelar ciertos géneros de alcohol.

    Si bien es bastante extraño empezar una botella de vino y dejarla sin finalizar, puede ocurrir y, de forma molesta, el vino se apaga bastante veloz en el momento en que se abre.

    La buena nueva es que puede congelar el vino y marcha mejor con vinos que saben mejor refrigerados (como blanco o rosado). Los pedantes del vino afirmarán que solo puedes utilizarlo para cocinar cuando esté descongelado, ¡pero lo beberíamos!

    Tenga presente que asimismo puede poner la mayor parte de los espíritus en el congelador para sostenerlos agradables y frescos asimismo. Como estos tienen un contenido de alcohol mucho más prominente, de todos modos no se congelarán, sino se volverán un tanto mucho más espesos de lo común.

    Ciertas bebidas se congelan mejor que otras, como es natural, conque merece la pena procurarlas en Google plus antes de congelarlas, pero en el momento en que hayas bebido vodka del congeladorjamás vas a mirar atrás.

    Su congelador no solo es bueno para sostener la comida helada: descubra de qué forma puede ser de mucha ayuda para sostenerse fresco en el calor
  • ¿Se puede congelar la cerveza?

    Noes imposible congelar la cerveza.

    Ok, lo comprendemos, esta charla sobre el alcohol se está desviando un tanto del tema de la congelación de la "comida", pero nos encontramos seguros de que vas a estar en concordancia en que es igualmente esencial. Como se mentó en el punto previo, solo puedes congelar algunos géneros de alcohol y, tristemente, la cerveza no está incluida.

    todos amamos un cerveza fría con ciertos amigos, pero créanos en el momento en que mencionamos que es imposible congelar la cerveza. Repetimos: no misiones cerveza en el congelador.

    La cerveza se congela de forma rápida y se amplía al llevarlo a cabo. Esto quiere decir que podría acabar con hielo de cerveza explotado por doquier, un congelador probablemente roto y, en la situacion de las botellas de cerveza, extractos de vidrio por toda la tienda.

    No solo habrás perdido tu apreciada bebida, sino el fragancia persistirá a lo largo de un buen tiempo y te va a hacer devolver toda vez que te aproximes al congelador. con resaca.

  • ¿Se tienen la posibilidad de congelar las verduras para ensalada?

    Nono se tienen la posibilidad de congelar las verduras para ensalada.

    En contraste al alcohol, es muy posible que abras una cazuela de ensalada y no te la finalices de solo una vez. Lamentablemente, no puedes congelar la ensalada puesto que el contenido de agua de las verduras es altísimo. Esto puede ocasionar quemaduras por congelación, lo que provoca que las verduras no sean comibles.

    Este es la situacion de los pepinos, los tomates, los rábanos, la lechuga y otras verduras de ensalada, pero tenga presente que puedes congelar ciertos de estos si no posee la intención de emplearlos para ensaladas.

    Ciertos se tienen la posibilidad de utilizar si solo tiene la intención de emplearlos para cocinar y aromatizar, conque busque velozmente en Google plus su verdura concreta si no está seguro. Y solo recuerda eso puedes congelar ciertos géneros de ensaladaintroduciendo nuestro exquisita ensalada de frijoles.

  • ¿Puedes congelar la mantequilla?

    puedes congelar la mantequilla.

    La mantequilla es fundamental tanto para cocinar para hornear, con lo que posiblemente quiera abastecerse de ella. Pero en vez de tirar la mantequilla que está cerca de su fecha de consumo preferente, puede congelarla.

    La manera mucho más simple de congelar la mantequilla es sostenerla en el empaque original, pero asimismo puede ponerla en una bolsa o envase capaz para el congelador.

    Una vez congelada, puede preservar la mantequilla sin sal en el congelador a lo largo de cerca de seis meses (la mantequilla salobre puede perdurar hasta un año).

    En el momento en que desee regresar a emplearlo, puede utilizarlo congelado o ponerlo en el microondas a lo largo de unos segundos por cada lado. ¡Pan comido!