Conoce lo que la OMS dice acerca del CBD

Para algunas personas es un reto innegable reconocer que es posible participar de las propiedades del cannabis gracias a tiendas de referencia como en Justbob la mejor marihuana CBD a pesar de que es un cannabinoide cercano al THC (tetrahidrocannabinol). De hecho, desde que se extrajeron los compuestos cannabinoides de la planta, la ciencia se ha centrado en averiguar cómo actúa el CBD en el cuerpo, encontrando un amplio listado de efectos importantes adaptados a cada caso.

Además, influye en el sistema cannabinoide endógeno que es responsable de controlar los ciclos internos y mantener el equilibrio, o mejor dicho, la homeostasis. Dicho sistema se compone de sustancias endógenas o cannabinoides, y ciertos receptores se unen para responder bien a los ciclos fisiológicos; por tanto, la capacidad del CBD cuando entra en el cuerpo es mejorar estos acoplamientos o relaciones para mantener la homeostasis.

¿Qué se ha descubierto sobre el CBD?

El CBD está dando de qué hablar no solo por su cercanía con el THC, y es que diversos estudios y ensayos clínicos donde se involucra el compuesto han evidenciado que tiene un extraordinario valor reparador que ha sido ventajoso en el campo clínico. Como se ha mencionado anteriormente, el compuesto se comunica con el marco endocannabinoide, que está formado por cannabinoides endógenos suministrados por el organismo y por receptores que se combinan impecablemente con estos endocannabinoides para gestionar diferentes capacidades naturales como el descanso, el estrés o el hambre, por ejemplo. Es decir, cuando el CBD entra en el cuerpo, se integra a estas uniones para optimizar su acción y capacidad de respuesta.

La idea del CBD implica que el compuesto es percibido por el cuerpo sin que realmente sea desestimado, lo que le confiere propiedades trascendentales entre otros activos regulares, como su actividad analgésica y calmante, anticonvulsiva, ansiolítica, antiemética, reforzadora de las células, neuroprotectora, como coadyuvante en el marco cardiovascular, entre numerosos rasgos diferentes que aún están siendo examinados.

Te puede interesar  Cursos online gratuitos para trabajadores y desempleados 2022

En relación a los receptores más comunes que participan en el alcance de las homeostasis, es preciso mencionar que este sistema está compuesto por receptores que favorecen el equilibrio de requerimientos fundamentales como la temperatura, el sueño, la vigilia, el hambre y más; y es en estos receptores donde el CBD acepta un trabajo significativo, presumiblemente los más fundamentales son los receptores CB1 que tamizan la memoria, el lenguaje, la concentración, la coordinación y el dolor. Los receptores CB2 están asociados al sistema inmunológico; los receptores TRPV1 se ve que colaboran en el control del dolor, el tono muscular y la temperatura. En cuanto al receptor 5-HT1A, se asocia con la conducta, la mentalidad y la concordancia entre el descanso y la atención.

La opinión de la OMS sobre el CBD

Los inicios del CBD fueron difíciles, ya que al principio le costó escapar de la sombra de su pariente más cercano, el THC. No obstante, debido a su fantástico comportamiento en la forma de vida, la Organización Mundial de la Salud se ha pronunciado ahora sobre la presencia de este compuesto. De este modo, el informe de la OMS de 2017 expresa que el CBD no es una sustancia destructiva y que no crea ningún tipo de dependencia; asimismo, destaca sus características como activo regular que favorece el bienestar.

Esta fue una ocasión memorable para las personas que siguieron con firmeza el avance del CBD, y por si no fuera suficiente, en 2018, la Agencia Mundial Antidopaje decidió eliminar el CBD de su lista de sustancias destructivas, permitiendo que la sociedad cambie su perspectiva sobre la planta de marihuana y la exhibición de artículos con vistas a fortalecer el compuesto. En este contexto, la Unión Europea coincide con la OMS en la agrupación de artículos que no se consideran perjudiciales para el bienestar y que son legales para su exhibición entre las naciones; para entrar en esta clasificación, los artículos deben tener un alto contenido de CBD y un nivel de THC que no supere la limitación del 0,2%. Sin duda, la validez que ha adquirido el CBD tras los informes presentados por la OMS, lo convierten en uno de los activos habituales más apreciados hoy en día en los campos de la medicación, la veterinaria y la cosmetología, entre otros.

Te puede interesar  La credibilidad del CBD crece como la espuma

A partir de ahora, España se rige, obviamente, por los principios configurados por la Unión Europea. Además, es fundamental tener en cuenta que los artículos para uso exterior son lícitos de forma similar a como se ajustan a lo que es viable para el CBD y el THC. La situación inversa es la de los artículos previstos para uso humano, ya que estos comestibles se asignan como «nuevas variantes alimentarias» y deben ajustarse a la suscripción de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para ser distribuidos en el mercado.